domingo, 21 de febrero de 2010

No vivo de las desgracias ajenas, vivo de las pastitas de los desgraciados ajenos

Di que si Alazne, eso es vida y lo demás es llorar en un Ferrari