viernes, 4 de diciembre de 2009

«¿Cómo se llama?» «¿El zumo?» «No, usted»

¿Qué más da cómo me llame yo? ¡El zumo es la clave!